5 Tips para hacer que un sofá cama sea más cómodo

En general, el sofá cama han tenido una mala reputación a lo largo de los años, desde su inicio como un diseño tipo futón, por lo que han recorrido un largo camino para llegar a ser aceptados.

Ahora ofrecen una solución elegante y ahorradora de espacio para ese problema de cama extra.

Muy a menudo, los muebles multifuncionales suelen funcionar bien en un formato pero fallan en el otro.

Si tienes un sofá cama viejo, no te preocupes, hay algunas formas en las que puedes mejorar los niveles de comodidad y darle una mejor recepción a tus invitados.

Aquí te ofrecemos 5 consejos sobre cómo hacer que un sofá cama sea más cómodo:

1) Colchón que sirve como cama

Si estás utilizando tu sofá cama como una cama ocasional, es posible que sientas la tentación de escatimar en la calidad del colchón, pero optar por el mejor colchón posible realmente da sus frutos a largo plazo.

Si tu sofá cama existente tiene un colchón delgado o cansado, no todo está perdido. Por un gasto relativamente pequeño, puedes comprar un cubrecolchón para reforzar el colchón existente y proporcionar comodidad adicional.

Si tienes un edredón de repuesto, también puedes mejorar la comodidad de un sofá cama viejo.

Coloca el edredón en la parte superior del colchón y asegúralo con una sábana ajustada en la parte superior. Tus invitados te agradecerán estos pequeños esfuerzos que pueden mejorar la comodidad.

2) Almacenamiento de ropa de cama

Es tentador ahorrar tiempo y esfuerzo y simplemente cerrar el sofá cama con la cama de invitados in situ, pero esto es un gran error.

El ancho extra de un edredón y almohadas dobladas con el colchón causa estragos en el mecanismo, y sentarse sobre todo esto cuando está doblado en la posición del sofá puede dañar y distorsionar la base del colchón.

Si deseas que tu sofá cama dure y brinde la mejor noche de sueño posible, asegúrate de quitar y guardar toda la ropa de cama adicional.

3) Ropa de cama

Cubrir tu sofá cama con ropa de cama de calidad le dará a tus invitados una gran noche de sueño, ¡así es posible que tengas problemas para que se vayan!

El algodón egipcio tiene un alto número de hilos que aumenta considerablemente los niveles de comodidad.

La ropa de cama tiene propiedades de aislamiento térmico, lo que significa que funciona para mantenerte fresco en verano y cálido en invierno. No necesitas mantas adicionales ni botellas de agua caliente y cuanto más se lave la ropa, más suave se vuelve.

4) ¡No te olvides de voltearlo!

Para una solución rápida, no te olvides de voltear el colchón con regularidad, se recomienda 4 veces al año. Al igual que con tu propia cama, la presión repetida de los cuerpos dormidos puede causar bultos y protuberancias.

Darle al colchón una vuelta regular ayudará a evitar depresiones profundas, manteniéndolo más plano por más tiempo.

Tip: Los hoteles realizan un seguimiento de sus colchones marcando cada extremo de un colchón: uno dice “enero” (arriba y normal) y “abril” (boca abajo), el otro lado del colchón dice “octubre” (hacia arriba) y “julio” (al revés). Todo lo que tienes que hacer es ajustar el colchón para que el nombre del mes apropiado quede al pie de la cama y sea legible normalmente ¡genial!

5) Cojines, cojines y más cojines

NUNCA puedes tener demasiados cojines. Cada uno tiene su propio arreglo de almohada cuando duerme. Viste tu sofá cama con cojines de diferentes tamaños, estos pueden duplicar los refuerzos para almohadas cuando los huéspedes se quedan.

Los cojines también son geniales para rellenar cualquier hueco que pueda aparecer al costado del colchón, lo que garantiza un lugar cómodo y acogedor para dormir.