¿Cómo afecta la electrónica al sueño?

Nuestro mundo hoy en día está lleno de gadgets.

Para el trabajo y el entretenimiento, el uso de la tecnología es cada vez más popular y durante las horas de la noche no son una excepción.

Por ejemplo, una encuesta arrojó que el 95% de las personas usan algún tipo de computadora, videojuego o teléfono celular al menos algunas noches a la semana antes de la hora de acostarse.

Los científicos ahora están descubriendo que la luz de los aparatos electrónicos tiene el potencial de interrumpir el sueño porque envía señales de alerta al cerebro.

El ritmo circadiano parece ser especialmente sensible a la luz con longitudes de onda cortas en particular y con respecto a la luz azul en el rango de 460 nanómetros del espectro electromagnético.

Esta luz que es emitida por la electrónica como computadoras y teléfonos celulares y también por bombillas de bajo consumo, han demostrado con diversos estudios que retrasa la liberación de melatonina.

En otras palabras, la electrónica podría mantener la sensación de carga después de la hora de acostarse.

Si tienes dificultad para conciliar el sueño o para quedarte dormido, considera mantener la electrónica fuera del dormitorio y apagarla, especialmente las que se usan a corta distancia por lo menos una hora antes de acostarse.

La luz es una poderosa guía para tu cuerpo. En parte a través de las conexiones entre los ojos y el cronómetro biológico del cerebro, los rayos de luz influyen en la química y el comportamiento y nos mantienen en sincronía con el flujo y reflujo del día.

Por lo tanto, es nuestro deber el proteger nuestro tiempo haciendo cosas diferentes como el leer un libro por la tarde por ejemplo, en lugar de usar un aparato electrónico.

Aquí el objetivo es dejar que la química natural del cuerpo se asiente por la noche.

Piense en ello: los humanos evolucionaron pasando mucho tiempo conviviendo con la naturaleza de forma muy directa y fueron expuestos a la luz comenzando con el sol naciente.

En nuestro mundo moderno pasamos más tiempo adentro de los inmuebles, solo que la luz del sol todavía ayuda a regular nuestros patrones de sueño.

Cuando te encuentras listo para comenzar el día, el exponer tu cuerpo al sol no sólo ayudará a alertar al cerebro y te pone en movimiento, sino que también te ayudará a dormir más tarde.

Así que además de evitar el estar en con contacto con los aparatos electrónicos previo al irte a dormir, también es necesario que tu habitación se encuentre en condiciones adecuadas para tu descanso.

El tener persianas o cortinas que actúen como un capullo en la oscuridad por la noche y que se puedan retira fácilmente para bañar la habitación de la luz solar al despertar, es lo ideal.

Antes de empezar el día, el pasar algún tiempo bajo la luz solar es importante por lo que es necesario darle a tu cuerpo una dosis de sol durante algún momento del día cuando sea posible.

Si necesitas despertarte antes de que salga el sol, puedes apoyarte de alarmas que simulan el alba, o incluso utilizar luces destinadas al trastorno afectivo estacional, éstas son particularmente útiles durante el invierno cuando el sol sube más tarde.

La idea es encontrar un balance en cuanto al uso adecuados de los electrónicos sin que éstos afecten tus ciclos de sueños así como el apoyarte de buena forma de la luz solar.

Por otro lado recuerda que todo en sí influye para un buen descanso y el contar con un buen colchón para ello es primordial.

Te recordamos que contamos con venta de sofá camas adecuados a tu biotipo y te podemos apoyar en nuestras diversas salas de muestra para que elijas el que mejor se adapte a tí. Visítanos y compruébalo.