Descripción general del cáncer de próstata y las principales pruebas de detección de próstata

La próstata es una glándula pequeña en los hombres que tiene aproximadamente el tamaño de una nuez.

Está ubicada enfrente del recto y justo debajo de la vejiga.

La uretra, un tubo angosto que vacía la orina del cuerpo corre a través de la mitad de la próstata y transporta el semen y la orina fuera del cuerpo.

La función de la próstata es secretar enzimas como las PSA. Esta enzima es la sustancia que ayuda a las células espermáticas a aflojarse y alcanzar el huevo, que es importante para la reproducción.

Y una de las afecciones que llega a tener la próstata es el cáncer.

El cáncer de próstata es un crecimiento incontrolado de células en la glándula prostática.

Este tipo de cáncer se está viendo cada vez más en los consultorios y hospitales llevando a la persona incluso hasta la muerte. Aunque es fatal, si se detecta en etapas tempranas, es casi 100% tratable.

El cáncer de próstata no tiene ningún síntoma claro y, por lo tanto, puede ser difícil de detectar sin un diagnóstico médico completo.

Como la glándula rodea la uretra, los síntomas comunes que son visibles incluyen síntomas asociados con la disfunción urinaria como micción frecuente, aumento de la micción por la noche, dificultad para comenzar y mantener un flujo constante, dolor al orinar y sangre en la orina (hematuria).

Aquí es donde el apoyo de un laboratorio médico de referencia entra en tu apoyo ya que todos los hombres deberían tener un PSA de referencia en la cuarentena.

Este es un consejo importante, especialmente cuando se tienen antecedentes familiares o es afrodescendiente.

El cáncer de próstata puede crecer muy lentamente, pero también puede crecer a un ritmo acelerado, en cuyo caso puede ser fatal.

Las pruebas de detección disponibles a partir de ahora solo pueden detectar el cáncer y no su tasa de crecimiento. Esta es la razón por la que el diagnóstico y el tratamiento tempranos son importantes.

Los métodos de detección comunes que se utilizan para el diagnóstico del cáncer de próstata incluyen:

  • Prueba de antígeno prostático específico (PSA): esta prueba mide el nivel de PSA en la sangre. Los niveles de PSA más altos que el promedio indican mayores riesgos de tener cáncer de próstata. Los niveles de PSA de 4 a 10 nanogramos por mililitro se consideran sospechosos y se puede recomendar una nueva prueba.
  • DRE o Examen rectal digital: es un examen realizado por un médico o una enfermera mediante la inserción de un guante en el recto del paciente para sentir cualquier bulto o anomalías que puedan indicar agrandamiento de la glándula prostática.
  • Biopsia: es un procedimiento en el que varias agujas de núcleo hueco se insertan en la glándula prostática a través del recto para obtener muestras de tejido. Las muestras se prueban luego en un laboratorio médico de referencia para detectar células cancerosas.
  • Índice de salud de la próstata (phi): es la prueba de sangre más reciente que da como resultado una puntuación que es tres veces más precisa que la prueba de PSA. La phi es una fórmula matemática que combina los resultados de las pruebas anteriores. Se ha demostrado que el puntaje así obtenido supera a sus componentes individuales. Esta prueba ha resultado en la reducción de los resultados negativos de los exámenes de PSA y DRE.
  • Prueba de orina para el cáncer de próstata 3 (PCA3 o DD3): es un biomarcador que se toma de la muestra de orina del paciente después de un masaje de próstata con un examen rectal digital. Esta prueba es útil para medir la malignidad en hombres sometidos a biopsias repetidas.

Estas pruebas son las principales pruebas específicas de próstata disponibles.

Hay muchas otras pruebas oncológicas que se pueden llevar a cabo según las recomendaciones del médico.