El Otro Lado de la Pasión

Se dice que toda persona debe de tener  algún tipo de pasión para poder sentir el sentido de la vida, ya que un individuo sin pasiones es un individuo que le hace falta la fuerza propulsora más importante. Sin embargo, esta fuerza propulsora de la vida llamada pasión también puede actuar en nuestra contra si es que no la sabemos canalizar bien, lo que hace entonces de la vida una obra sin varillas incapaz de mantener el peso de nuestro propio desear. Por esta razón es siempre bueno el tener el control de nuestras pasiones, sin embargo demasiado control puede significar la muerte de la pasión.

Las pasiones tienen muchos rostros, rostros que son en si una reflexión de una parte muy profunda de nuestro propio ser, ya que la pasión de un individuo dice mucho de esa persona de manera indirecta. Algunas personas sabias dicen que las pasiones que tiene un ser humano es una personificación de algo que nos hace mucha falta. Es decir, cuando una persona tiene pasiones que causan adrenalina esto es un resultado de que tiene una vida muy tranquila por lo que la tiene que nivelar con lo opuesto. Si es que una persona tiene una pasión por el arte o por lo creativo es en realidad un reflejo de ideas sin expresión por lo que tienen que abrir un canal de afluencia de mensajes.

De esto ser así, entonces el significado de las pasiones es muy sencillo: la traducción de algo que falta. Este significado de las pasiones puede ser interprendo de muchas maneras,  incluyendo aquella que indica que el apasionado en realidad es una persona en carencia, algo de lo que no es exactamente algo de lo que se puede estar orgulloso dado a que esto es el resultado de una vida desbalanceada. Asimismo, si las pasiones son carencia de algo, esto puede también poner en evidencia a otras personas responsables de proveernos con algo como en el caso de los matrimonios.

No es ningún secreto que muchas personas, tanto casadas como solteras, tienen un alto nivel de deseo carnal, muchas de las veces este siendo con personas quienes no son nuestras parejas. En este caso, estas personas pueden ser consideradas por muchos como apasionados, inclusive ellos o ellas mismas pueden considerarse de esta forma. Sin embargo, de seguir la teoría que hemos expuesto previamente,  esto significaría que tienen una falta de vida sexual, algo por lo cual la pareja es enteramente responsable ya que es la naturaleza del cuerpo el ir a buscar lo que no se tiene en casa.

Al analizar este principio, y de creer en su veracidad,  entonces debemos de pensar dos veces antes de decir que somos apasionados o que tenemos una gran presión ya que la raíz de esa pasión es simplemente su nivel opuesto. Creo que la vida tiene ángulos muy interesantes aun no descubiertos por su misma simpleza.

Visita AcerosVimar.com si deseas obtener mayor información sobre el tema.