Lee, canta y diviértanse… en inglés con tus hijos. La mejor forma de inmersión para aprender el idioma

Si tus hijos están aprendiendo Inglés, es muy probable que realicen un montón de aprendizaje al estilo de la clase, con el profesor instruyendo y los alumnos repitiendo o respondiendo.

Probablemente habrá mucho trabajo escrito.

Pero necesitarán muchas oportunidades para practicar el hablar para convertirse en hablantes de Inglés con fluidez.

Fuentes: Harmon Hall  y EF 

Incluso si no eres completamente fluido en el idioma, hay formas en que puedes ayudarlos a mejorar todos los días.

Veamos 3 formas divertidas que puedes hacer para ayudar a tus hijos a mejorar su inglés y de paso el tuyo:

a) Leer en voz alta

Si recién están comenzando a leer, es posible que tengas que liderar inicialmente, pero aprenderán rápidamente por repetición y terminarán hablando antes de lo que crees.

Leer en voz alta ayuda a desarrollar la pronunciación y la cadencia (donde el énfasis va en una oración o frase).

Este hábito no tiene fin: los adolescentes pueden leer un capítulo de una novela en voz alta a tus hermanos menores o representar un poema épico en las reuniones familiares.

Si definitivamente tienes una muy mala pronunciación, nada impide que aprendan juntos por lo que el conseguir audio cuentos, en donde puedan seguir la lectura y repetir las oraciones juntos será una buena solución en donde además se estimularan uno a otro.

El pequeño aprenderá y valorará junto contigo el esfuerzo, ademas de disfrutar el momento en compañía.

Cuando se vean los avances juntos, la propia experiencia será enriquecedora por sí sola.

Vídeos: YouTube

b) Llévalos de compras contigo

Una forma maravillosa de ayudar a tus hijos a mejorar el habla inglesa es llevándolos a hacer compras.

Permíteme explicarte.

Si vives en un lugar de habla inglesa o sea una plaza turística, pídeles que interactúen con el personal de ventas (pregunten por los precios de las cosas, paguen con el efectivo, etc.).

Si no es así, caminen por la tienda de comestibles y nombren las frutas y verduras, discutan qué preparar para la comida, describan los colores y las formas de las cosas y así sucesivamente.

Esto también funciona bien en las tiendas de ropa.

La clave para mejorar el inglés es tener muchas conversaciones de la vida real. Comprar es una excelente forma de hacer esto.

c) Cantar canciones juntas

Ya sean canciones de cuna o rock and roll, cantar es una excelente forma de practicar inglés.

Elige una nueva canción para aprender juntos cada semana y cántenla antes de acostarse o mientras van hacia la escuela o cuando lavan los platos.

Practiquen hasta que tengan todas las palabras memorizadas y puedan pronunciarlas correctamente con clases de inglés.

El vídeo en línea también es una forma divertida de ayudar a tus hijos a mejorar el uso del inglés con sus sentidos.

YouTube es un gran recurso para encontrar grabaciones de canciones para reproducir una y otra vez, y hay muchos sitios web de letras para ayudar a confirmar cuáles son las palabras.

Aprende más sobre el idioma en Harmon Hall