Para mejorar tu aspecto ¿sigues las tendencias o lo haces por tu salud?

¿Cómo te va con las balanzas y el espejo? ¿Te sientes bien y en tu peso ideal? Para mejorar tu aspecto ¿sigues las tendencias o lo haces por tu salud?

En lo personal, de la misma manera que evito los periódicos cuyas agendas políticas gritan a través de sus titulares absurdos, omito cualquier parte de una revista que incluye “la dieta milagrosa para bajar de peso en 3 días” o ese tratamiento estético en donde tendría que vender un pulmón para pagarlo.

También me suelo saltar cualquier sección que me sugiera que hay un ejercicio espectacular para eliminar grasa de áreas particulares del cuerpo.

Pienso que si algo funcionara realmente y solo demora un pequeño periodo de tiempo como 3 o 7 días para hacerlo, entonces no habría una epidemia de obesidad.

Por otro lado considero que las compañías cosméticas y los cirujanos plásticos quieren que nos sintamos inseguros para que les rindamos nuestros salarios en busca de ser “perfectos” y las revistas actúen como anuncios para todo lo anterior.

Todo se reduce al hecho de que las revistas son un negocio rentable y las empresas logran su éxito mediante la promoción de soluciones a los puntos de dolor de las personas.

Una empresa venderá más productos si agrava su dolor a través del marketing y luego le promete una solución rápida para el problema que acaba de recibir.

El problema es que, en términos de salud y estado físico, no existen “soluciones rápidas”. La buena salud y la forma física requieren la mentalidad correcta (la parte más difícil), una dieta equilibrada y mucho sueño, agua y ejercicio.

No costosas “desintoxicantes”, cirugías estéticas o cremas infundidas con cafeína sobre tus glúteos.

Nuevamente te reitero que en lo personal no aprecio que las revistas me digan que mi cuerpo no está “preparado para usar un bikini” porque no me he sometido a tratamientos con láser, dietas de jugos y platos vibratorios en un spa.

Creo fielmente de que mi cuerpo está listo para usar un bikini tan pronto como compre uno y punto.

Es decepcionante que las revistas hagan esto, ya que hay otras partes de las revistas que me gustan. A menudo tienen características sobre el feminismo moderno, la confianza del cuerpo, las carreras, las relaciones y los problemas reales de salud.

El punto principal de todo esto es que nuestros cuerpos son increíbles. Si está sano y bien, entonces todo lo que creas que está mal con tu cuerpo es simplemente lo que le gustaría a la sociedad capitalista, para poder venderte una “cura” que “necesitas” según sus ideas de belleza.

Es por ello que a veces se llegan a extremos, a veces peligrosos, llevando a nuestros cuerpos tanto a una dieta o ejercicios “peligrosos”.

Por otro lado, varios de nosotros llevamos en nuestros cuerpo ciertas cicatrices y estrías, cada una de las cuales marcan una sorprendente victoria de algún tipo: pérdida de peso, aumento de músculos, embarazo, parto, tal vez incluso una cirugía que te ha salvado la vida.

¡Físicamente, nuestro cuerpo pasa por  mucho!

Si se sobrevive e incluso prospera, ¡bueno, ese es un cuerpo increíble si me lo preguntas! Entonces, ¿por qué morir de hambre? ¿Por qué deberías cubrirlo con vergüenza en una playa?

Necesitamos comer bien para tener una buena salud y contar con un buen rendimiento para nuestras vidas agitadas, no para la pérdida de peso de forma rápida.

Tenemos que hacer ejercicio para obtener fuerza e incluso aliviar el estrés, no para hacer estómagos planos y espacios entre nuestros muslos. ¡Tenemos que relajarnos en nuestras vacaciones en lugar de preocuparnos cada cinco minutos sobre cómo nos vemos!

En fin, creo que lo mejor será que dejemos de preocuparnos por si estamos listos para el bikini, en su lugar, si hace calor solo quítate la ropa, ponte tu crema solar y diviértete sin tapujos ni vergüenza.