Personajes de ficción del autor ayudan a normalizar la calvicie de la alopecia

Sabemos que la pérdida de cabello orilla a muchas personas a pensar en un buen tratamiento para la calvicie y revertir en sí este problema que afecta a la autoestima de la persona.

Sin embargo, existen otros mecanismos que apoyan en este proceso y uno de ellos es lo que la lectura puede hacer al respecto.

Podemos encontrar una serie de libros de aventuras de ciencia ficción para niños llamada “Los Misterios de Lucy Wilson” en donde se celebra la diversidad entre los jóvenes, tocando temas que van desde la raza hasta la caída del cabello.

La protagonista de esta historia es Lucy Wilson quien es una niña de herencia mixta y nieta del brigadier de Doctor Who Alistair Lethbridge-Stewart. Ella va acompañada de su inteligente compañero Hobo, que experimenta una forma de Alopecia Areata.

La primera historia, Avatars of the Intelligence, se lanzó en marzo de 2018 quien fuera escrito por un autor de alopecia “No definido por su condición”.

En 1981, Sue Hampton, la autora de la serie, fue diagnosticada con Alopecia Universalis, un trastorno autoinmune que se caracteriza por la pérdida de cabello de la cabeza a los pies.

Su primera historia, The Waterhouse Girl, se inspiró de sus propias experiencias con la enfermedad.

La autora enfatiza cómo la escritura la ayudó a sentirse más cómoda consigo misma: “… Escribir The Waterhouse Girl cambió mi vida y cambió la forma en que veía mi alopecia. Empecé a sentirme más valiente, porque mi personaje estaba lidiando con la alopecia mejor que yo”.

Ella espera que la serie de Lucy Wilson Mysteries pueda ayudar a normalizar las experiencias de los niños que pueden sentirse “diferentes”.

Esta autora busca a través de sus libros construir historias en las que los personajes no están definidos por su condición, porque eso no es lo que define a una persona.

En Avatars of the Intelligence, Hobo tiene alopecia, pero también es leal, valiente e inteligente, todas las cualidades que Lucy necesita en un amigo.

El argumento de Hampton en donde los niños con pérdida de cabello no deberían estar limitados por su condición, se ve reforzado por la cantidad de figuras públicas positivas y exitosas que tienen Alopecia Areata.

Entre ellos, vemos a la ex ciclista del equipo GB Joanna Rowsell Shand y la estrella de rugby inglesa Heather Fisher.

Desafortunadamente, el tratamiento para la Alopecia Areata en el fenotipo solo del cuero cabelludo no puede ser utilizado por menores de 16 años.

No existen tratamientos para Alopecia Totalis o Universalis que hayan demostrado ser seguros y efectivos, independientemente de la edad.

La falta de opciones disponibles para tratar la condición, combinada con el potencial de intimidación en la escuela, a menudo puede dejar a los niños con pérdida de cabello estresados y aislados, un escenario explorado en la serie de Hampton.

Como resultado, hay organizaciones de caridad establecidas para atender específicamente a los niños y jóvenes que experimentan pérdida de cabello.

En países como el Reino Unido Little Princess Trust y Hero by LPT ofrecen pelucas de cabello real para niñas y niños que experimentan formas médicas de pérdida de cabello, que incluyen alopecia areata y calvicie relacionada con el cáncer, hasta los 24 años de edad.

Y así como estos ejemplos podemos encontrar a varios en diferentes países.

El trabajo realizado por estas organizaciones benéficas, foros y figuras trata de garantizar que los niños con pérdida de cabello tengan todas las oportunidades de vivir con confianza y seguridad.

Como lo demuestran los personajes de Hampton y la propia autora, perder el cabello no tiene por qué ser una barrera para una vida feliz y exitosa.