¿Qué NO es el coworking?

En el mundo del coworking space existe una delgada línea que si la atraviesan, no tendrán el derecho de llamarse coworking, pues ha habido empresas que se autodenominan así pero la realidad es que sólo son como un business center, o centro de negocios. Antes de empezar a detallar los puntos que te hacen no ser un coworking, debemos definirlo. ¿Qué es coworking? Es un espacio con una gran diversidad de profesionales emprendedores y con pequeñas o medianas empresas, quienes rentan un lugar para poder desempeñar sus labores y poder relacionarse y trabajar en conjunto con colegas de la profesión o de alguna otra que pueda ayudarlos a crecer. El Business Center sólo es un lugar en el que un empresario renta un espacio para trabajar, sin importar si entra en contacto con el resto o no, es como si fuera una vecindad y sólo entrara o saliera de su casa sin saludar a sus vecinos, pues no le interesa.

En ambos casos hay un espacio de trabajo compartido, aunque tenga cubículos u oficinas privadas, al final están compartiendo una misma edificación, también suele haber una gran diversidad profesional, ya sea que se reúna gente de marketing, comunicación, diseño, programadores, etc. Éstos son los únicos dos puntos que comparten tanto el coworking como el business center, los siguientes tres que te voy a mencionar son exclusivos del primero y que sin ellos no podría llamarse coworking, ya que son sus diferenciadores máximos.

La proactividad en compartir es un tema importante en los coworking spaces, pues estar en un sitio así no significa sólo llegar, encerrarte en tu oficina y trabajar sólo con tu equipo. Debe existir la intención de relacionarte con los demás y compartir experiencias, ideas, pensamientos o lo que desees, para así obtener una retroalimentación que al final significará aprender algo nuevo que podrías o no utilizar en lo que estés desarrollando. Esto me lleva al siguiente punto, que es el del gestor. Esta persona o grupo de personas se encarga de fomentar la proactividad entre los inquilinos, de que exista una gran diversidad de profesiones en pro del crecimiento de sus clientes y gestionar el cuidado de las instalaciones así como su mantenimiento.

Las dos características anteriores de un coworking ayudan a formar la tercera, que es el sentido de pertenencia. Como su nombre lo dice, significa que las personas y las empresas se sientan integradas al grupo, que puedan disfrutar de la interacción con los demás, que exista la confianza y se refuercen los lazos laborales, los cuales pueden ayudar en el futuro profesional, pues uno nunca sabe las alianzas que puedan darse más adelante y las cuales podrías no tener si tienes la mentalidad de un lobo solitario, animales que aunque suelen realizar actividades en manada, no son afines a interactuar con otros animales, todo lo contrario, significa peleas.

Pues ya sabes identificar si estás trabajando en un coworking como tal o un centro de negocios, si crees que es un coworking pero falta alguno de los puntos antes mencionados, te invito a que pongas manos a la obra para mejorar el ambiente y que no haya críticas en si es o no un coworking.